El kiwi

Esta fruta también se conoce como "actindia". Hace unos 50 años que se empezó a conocer en Nueva Zelanda y se sigue asociando estrechamente a este país.

Su tamaño y forma son similares a los de un huevo de gallina. La piel, cubierta de vellosidades, tiene un color verde parduzco; la pulpa blanda contiene una multitud de diminutas semillas. 

La pequeña diferencia

Los kiwis están maduros cuando la piel cede al presionarla ligeramente. En la actualidad se encuentran kiwis no solo con la pulpa verde, sino también amarilla. Los verdes tienen un sabor refrescante y ligeramente ácido y los amarillos son suaves y aromáticos. 

La conservación

La conservación

Como fruta subtropical, el kiwi se conserva varias semanas en el frigorífico sin sufrir una merma de su calidad. Los kiwis duros siguen madurando lentamente a temperatura ambiente.

Los kiwis Dole se cosechan duros e inmaduros. Dado que, después de la cosecha, los conservamos inmediatamente en frío y los transportamos a temperaturas heladas, nuestros kiwis le llegan en el estado de madurez perfecto.

La preparación

Puede comer los kiwis tranquilamente con la piel, como si fuera una manzana. Sin embargo, la mayoría de las personas cortan el kiwi por la mitad y comen la pulpa con la ayuda de una cucharita, o pelan la fruta y la cortan en rodajas.

Cuando hay Kiwi

no no no no no no no no no no no no
ENE FEB MAR ABR MAY JUN JUL AGO SEP OCT NOV DIC

¿De dónde vienen?

Nueva Zelanda, Chile

Kiwi

Información nutricional

Promedio por 100 g*
Valor energético 61,0 kcal
Proteínas 1,1 g
Hidratos de carbono 14,7 g
de los cuales azúcares 9.0 g
Grasas 0,5 g
de las cuales saturadas 0,0 g
Colesterol 0,0 mg
Fibra alimentaria 3,0 g
Sodio 3,0 mg
Vitamina C 92,7 mg
Calcio 34,0 mg
Magnesio 17,0 mg
Hierro 0,3 mg
*Valores medios según el Ministerio de Agricultura de EE. UU.